El Libro: Los Juegos del Hambre de Suzanne Collins

  Decidirse a leer un libro juvenil o para adolescentes pudiera ser una mala idea para aquellos lectores asiduos al buen escribir, y por buen escribir entiéndase escritores de logradas obras literarias. Sin embargo, me llamaba la atención el porqué de tanta celebración y algarabía entre los muchachos (y también por los no tan jóvenes) con respecto a The Hunger Games (Los Juegos del Hambre) de Suzanne Collins, así que me fui hasta la librería Indigo a comprar el libro editado por Scholastic Inc (versión en inglés ISBN 978-0-545-42511-7).

  Collins es una escritora americana, también guionista de televisión y ya había escrito otra serie de libros juveniles llamada Gregor the Overlander basado en las aventuras de un joven en una tierra imaginaria llamada Underland (traducido como Gregor y las tierras bajas), la serie de cinco libros se publicó entre 2003 y 2007. Pero no fue sino hasta el 2008 cuando Collins después de estar viendo televisión,  se le vino a la cabeza la idea de escribir un libro juvenil basado en lo que miraba en la TV: reality shows  y escenas de la guerra de Iraq. Su “brillante” idea fue escribir Los Juegos del Hambre.

  La trama central es el resultado de todo un entramado de ideas superpuestas basadas primero en reality shows, la televisión transmite en vivo el duelo entre 24 participantes, 12 hembras y 12 varones los cuales deben luchar entre sí, vale decir asesinar al oponente, hasta que el último sobreviviente resulte ganador de los Juegos del Hambre.  La segunda idea que le sirvió de inspiración fue la de los gladiadores romanos, como cuando todos en la arena de un coliseo romano debían luchar hasta la muerte. En el libro, todos los chicos luchan encerrados en una especie de arena que a la vez es un gigantesco estudio de televisión al aire libre pues hay mini cámaras por doquier; todo al estilo de El Show de Truma de Jim Carrey en 1998. Otras ideas en las cuales se inspira la autora: la mitología griega, en los tiempos de Teseo la ciudad de Atenas tenía que enviar a siete parejas jóvenes a intentar matar al  Minotauro en el laberinto. También representada en el personaje central, Katniss Everdeen quien es experta con el arco y las flechas y una heroína al estilo griego. Muchos de los otros combatientes en la arena también tendrán esta rigidez de luchadores greco-romanos. Lo más interesante es como Collins arma un libro con tantas ideas disímiles. Yo le hubiera pronosticado un fracaso rotundo. Afortunadamente su casa editorial si le creyó, y el libro es todo un éxito comercial. Increíblemente, a pesar de la conocida inspiración, el libro se lee como una historia completamente original y en gran manera lo es. En una nación que ocupa el territorio de Norte América, después de una especie de debacle de la humanidad, subsiste un solo país llamado Panem, en el cual la ciudad central Capitol ejerce supremacía sobre otros 12 distritos. Otro distrito, el 13, había sido completamente destruido al no dejarse someter por Capitol. Luego de una larga guerra entre los distritos contra Capitol, ésta resulta vencedora e impone la idea de los Juegos del Hambre, mediante el cual cada distrito enviaría a dos jóvenes, llamados tributos a participar en los juegos. Un tributo sería como una especie de ofrenda de sangre  a la gran ciudad.

  Claro está, los juegos no eran tales sino más bien un castigo aminorado en el cual se le daba muerte a 11 jóvenes como recordatorio de la guerra, y como advertencia  a los distritos de lo que les podría pasar de no someterse a Capitol. Y está es la parte más repugnante de la obra, el hecho de que los juegos se basen en el asesinato de otros niños. O tal vez sea el atractivo principal para la audiencia de este tipo de literatura comercial. Afortunadamente, al menos en el primer libro, el tema del amor entre una pareja, como en la saga de Crepúsculo, no ocupa el tema central. Y a pesar de la prosa sencilla y para el público juvenil, el libro es interesante, primero por la originalidad del tema, segundo porque es una trama de acción que avanza constamente; y por último, por la profundidad en la descripción del personaje principal Katniss Evergreen (tribuna del distrito 12 el más paupérrimo todos y donde apenas hay alimentos), a través de cuyos ojos se describe lo que ocurre en Panem y su propia vida personal.

Suzanne Collins

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s