EL Laberinto del Fauno

El Laberinto del Fauno

Cuentan que hace mucho, mucho tiempo, en el mundo subterráneo donde no existe la mentira ni el dolor…

…vivía una princesa que soñaba con el mundo de los humanos.

Soñaba con el cielo azul, la brisa suave y el brillante sol…

Un día, burlando toda vigilancia, la princesa escapó.

Una vez en el exterior, la luz del sol la cegó…

Y borró de su memoria cualquier indicio del pasado

La princesa olvidó quien era – de donde venía… Su cuerpo sufrió frío, enfermedad y dolor. 

Y al correr de los años … murió.

Sin embargo, su padre, el Rey, sabía que el alma de la princesa

regresaría…

quizá en otro cuerpo, en otro tiempo y en otro lugar.

 Y él la esperaría hasta su último aliento.

 Hasta que el mundo dejara de girar.

Las tres pruebas de Ofelia.

El fauno y la princesa
El fauno y la princesa

Tan pronto como llegaron al campamento, Ofelia se adentro más allá del molino en ruinas y entró a un laberinto de antigua piedras. Allí el fauno le reveló que ella era de la realeza, cosa que la niña ya se imaginaba, y que su verdadero nombre era Princesa Moana. El fauno le pide que compruebe y demuestre a través de tres pruebas que ella no se había convertido en mortal, como la gente que la rodeaba, para lo cual le entrega el libro de las encrucijadas. Mientras Ofelia lidiaba con los humanos, su madre Carmen, recién casada con un capitán nacionalista, estaba a dar a luz y se encontraba en muy débil de salud.El cruento capitán Vidal, cuyo interés por Carmen se limitaba a garantizar el nacimiento de su primogénito, pasaba los días persiguiendo a los guerrilleros republicanos escondidos por las montañas, y haciéndole la vida imposible a los campesinos del lugar, con quienes Ofelia entablaría amistad a través de su cuidadora Mercedes.

 La primera prueba se lleva a cabo al siguiente día cuando la princesa entra en una cueva debajo de un árbol moribundo, debiendo encontrar a un sapo que esta matando a la planta lentamente. Después de encontrarlo, le da de comer tres piedras y extrae de su vientre una llave dorada. Con su valentía la princesa complete la prueba. Ofelia va realizando las pruebas, mientras en el mundo de los humanos ocurren los duros enfrentamientos de los guerrilleros y los nacionales. Y también lidia con la enfermedad de su madre, quien le insiste a Ofelia que deje de imaginar tanto y entienda que el mundo mágico no existe. Finalmente muere después de dar a luz al hijo del Capitán Vidal.

 El fauno habla de nuevo con la princesa y antes de marcharse le advierte sobre el peligro de la próxima misión y le hace entrega un cofre con tres hadas mágicas para ayudarla en su tarea. Le entrega, además, un pedazo de tiza mágica y un reloj de arena para llevar el tiempo exacto que debe durar su misión. En términos enérgicos el fauno le prohíbe comer de la mesa durante su misión porque allí habita un monstruo que devora niños. Con la tiza la princesa abre una puerta que la conduce a una especie de sótano donde habita el Hombre Pálido y con la llave dorada del vientre del sapo abre una pared de donde extrae una daga para así cumplir la segunda prueba. Ofelia, sin embargo, incumple las órdenes del fauno y come de la mesa del Hombre Pálido, despertándole, y quien entonces ataca a las hadas y la persigue para comérsela.

 El fauno le dice que ella no es la elegida porque no ha seguido sus órdenes. Ofelia se abraza a él y éste le ofrece una segunda oportunidad con la condición de que ella haga todo lo que él le diga sin hacer preguntas. Ofelia acepta y el fauno le pide que lleve con ella a su hermano recién nacido al laberinto. Ella obedece, se escapa con la tiza mágica de su habitación burlando la seguridad que sobre ella y su hermanito mantenía el Capitán Vidal, el cual se encontraba herido en ese momento. Ofelia lleva el niño hasta el laberinto donde se encuentra con el fauno. Este le pide al niño y le dice que para abrir el portal a su reino se debe derramar sangre inocente. Ofelia rehúsa hacerle daño a su hermano a pesar de las constantes demandas del fauno.

 El capitán se da cuenta de lo que ocurre y alcanza a Ofelia en el laberinto, le quita al niño y le dispara a la princesa. Su sangre gotea desde arriba sobre la extraña estatua de la gruta del fauno y a la luz de la luna llena se obra un milagro, en la cara de Ofelia nace una sonrisa. En una última visión, ella se ve a sí misma en un palacio dorado en frente de sus padres, el rey y la reina (su madre Carmen) del mundo subterráneo. La última prueba era derramar sangre inocente al portal para que ella entrase viva, pero ella prefirió dar su sangre que la de su hermanito. La princesa vuelve al palacio donde vivirá eternamente, mientras que la Ofelia terrenal muere en los brazos de Mercedes.

 La búsqueda del camino de regreso a casa de la Princesa Moana, con la secuelas de la guerra civil española y el drama familiar de Ofelia como trasfondo, es el tema principal de la película El Laberinto del Fauno del escritor, guionista y director mexicano Guillermo del Toro. Una obra magistral por la originalidad del guión, la impecable cinematografía y la   conmovedora banda sonora de Javier Navarrete. Actúan: Ivana Baquero, Ariadna Gil, Maribel Verdún y Sergi López.

El Laberinto del Fauno
El Laberinto del Fauno de Guillermo del Toro
EL Laberinto del Fauno
EL Laberinto del Fauno de Guillermo del Toro
Anuncios

Un comentario en “El Laberinto del Fauno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s